Febrero 2014

Eugenio Ampudia. Donde dormir. Biblioteca del Palacio Nacional de Ajuda, Lisboa

Eugenio-Ampudia-Dónde-dormir-Palacio-de-Ajuda

Eugenio Ampudia. Dónde dormoir: palacio de Ajuda, Lisboa

Presentada en la recién clausurada feria ARCO, la foto y el vídeo de la serie “Donde dormir” de Eugenio Ampudia.
Realización: Pedro Albornoz.
Toda una noche en la biblioteca del Palacio Nacional de Ajuda, Lisboa.
Mientra Eugenio dormía, yo ojeaba magníficos atlas de los navegantes portugueses del XVI y XVII.

Mucha gente me pregunta si no entro en conflictos de autoría en casos como este. Efectivamente, la foto la he hecho yo, y sin embargo está firmada por Eugenio Ampudia. Así debe ser. Es su idea, su proyecto, y yo soy una herramienta más del artista. Una herramienta pensante,con criterio, y pongo mi conocimiento a su disposición. No solo realizo técnicamente la foto, sino que también le asesoro en la puesta en escena, iluminación…

Así que no. No solo no hay conflicto, sino que disfruto y aprendo mucho de estos encargos que me llevan a territorios creativos ajenos y me permiten tener una experiencia muy cercana e intima con el Arte.

Backstage Jazz Publicado

Brandford Marsallis

 

Ultimamente no tengo muchos encargos. así que he aprovechado para ir terminando mi página web, www.pedroalbornoz.com.

Cuando hace ya más de 2 años decidí hacerme una página web sin tener ni idea  de programación ni lenguaje html, no sabía donde me metía. Sabía como la quería y me pasaron unos presupuestos que no podía asumir. Así que me lié la manta a la cabeza y me pegué la mayor panzada de pantalla y ordenador de mi vida.

Empecé por las bodas, y fui añadiendo galerías dando prioridad a mi trabajo más comercial pues entiendo el sitio web como una herramienta profesional. Al final , tras un par de meses obsesivos frente a la pantalla, decidí parar dejando en el tintero mi trabajo más personal, aquel que no viene por encargo. Ahí estaba la pestaña “Fotografía de Autor”, en el menú, pero sin contenido.

Han pasado más de dos años , pero ya está el primer portfolio en el ciberespacio.

Se trata de Backstage Jazz. Data de principios de los noventa y es mi primer trabajo como autor, es decir, la primera vez que que desorrollaba un tema de mi elección con la cámara de fotos.

Desde la época del colegio y a base de práctica , desarrollé la habilidad para colarme en los conciertos. Sacaba fotos, pero siempre echaba en falta el sonido de la música en esa imágenes de músicos sobre el escenario. Así que decidí usar mis habilidades coladoras para meterme detrás del escenario, entre bambalinas y camerinos. Allí los músicos no tocaban, pero se podía respirar la atmósfera del Jazz.

Cuando murió Art Blakey, le regalé a Julio Martí, con el que coincidí en un trabajo, y que organizaba el festival de Jazz de Madrid, una foto del maestro abrazado a dos fans jovencitas en la trastienda del auditorio nacional de música. Le gustó y conseguí un pase especial backstage para los siguientes festivales. Ya no me tuve que colar más. Ese pase tuvo mucha vida, pero esa es otra historia.

Aprovecho para dedicar estas fotos a Kike Sirera,  Javier Sirera y Gabriel Perezzan a los que conocí por esas fechas pues teníamos la misma afición por el Jazz y la misma habilidad para colarnos, coincidiendo frecuentemente en las mismas puertas traseras o agujeros en la valla.

Ver+ fotos

Diccionario de fotógrafos españoles

 

diccionario de fotógrafos españoles

 

El pasado Jueves se presentó en sociedad el libro “Diccionario de fotógrafos españoles” en el que queda reflejada mi pertenencia al gremio.

Editado por La Fábrica y dirigido por  Oliva María Rubio, es un libro de 660 páginas que reúne a más de 500 autores del siglo XIX al XXI y que pretende servir como referente para el estudio de la historia de la fotografía española.

En un principio, cuando me contactaron para pedirme imágenes y supervisar lo que de mi se decía, no le di demasiada importancia al asunto. El texto que me enviaron era un compendio de distintos curriculums y textos de catálogos y decidí no corregirlo. Pensé que ese era su trabajo y simplemente les di algo más de información, así como bastantes imágenes para que eligieran ellos.

Confieso que con el libro en la mano, he sentido gran satisfacción por estar incluido en él, y más con una foto de boda. Cuando empecé con las bodas, era la rama más devaluada del sector. Eso ya no es así.